Vestirse con una talla grande de pecho

Problemas para vestir con pechos grandes

Vestirse con una talla grande de pecho

Al contrario de lo que muchas mujeres con el pecho pequeño creen, tener una talla grande de pecho no es algo tan fácil ni tan fabuloso ya que lleva implícitos una serie de condicionamientos e incomodidades con los que lidiar a diario. Aparte de las molestias en cervicales y espalda a consecuencia del peso (puedes leer este post al respecto), a la hora de vestirse también se complica la cosa; aunque para cada problema existe una solución. También para elegir la ropa que te ayude a disimular el volumen de tu pecho , si eso es lo que deseas.

Las curvas están de actualidad gracias al fenómeno curvy pero para muchas mujeres, tener los pechos grandes es un gran problema cotidiano. Si este es tu caso, aquí te dejamos unos cuantos trucos que te ayudarán.

Elige un sujetador adecuado

Es el primer paso para verte bien con tu ropa. Los sujetadores pueden ayudarte a disimular el pecho pero es imprescindible que sean en tu talla y copa. Nunca uses un sujetador más pequeño porque te va a hacer más pecho del que tienes. Tampoco más grande porque no te va a sujetar y tu pecho se moverá, caerá y se verá más.

El sujetador debe recogerte todo el pecho y ser de gran sujeción para que se mueva lo menos posible.

En este punto podemos aportarte toda nuestra experiencia en brafitting e incluso asesorarte el mejor modelo de sujetador para ti según lo que te guste. Tenemos todas las tallas y copas hasta la J en nuestra tienda. Si te apetece puedes ver una selección de modelos de sujetadores para tallas grandes de pecho.

Sujetadores tallas grandes

Escotes más indicados para pecho grande

Te recomendamos escotes en forma de V pero, cuidado, no demasiado pronunciados para que no se vea el canalillo. De esta forma evitarás tener que taparte o tirar de tu camiseta hacia arriba cada vez que te agaches.

Mejor escote para mucho pecho

Colores para disimular el pecho grande

Los colores oscuros y lisos son la mejor elección para disimular los pecho grandes ya que producen un efecto visual reductor. Eso no significa que no puedas llevar colores alegres o estampados, claro que no. En ese caso, puedes utilizar fulares para estilizar encima de la camiseta o blusa de color o estampada. Te explicamos como colocarlos en el siguiente punto.

Los estampados pequeños tampoco son un problema.

En cambio las rayas anchas horizontales o los estampados maxi también maximizarán tu pecho.

Trucos para disimular pecho grande. Foulard.

Complementos que disimulan los pechos grandes

Definitivamente NO a los collares largos. Los collares cortos tipo gargantilla centran la atención más arriba, lo cual te beneficia.

disimular-pechos-grandes-collares

Como comentábamos anteriormente los fulares pueden ser un aliado imprescindible para disimular los pechos grandes. Haz formas verticales con ellos dejando que caigan hasta la cintura.

No a las blusas a punto de explotar

Nunca llevar una blusa o camisa que se abra de los botones. Es corriente que las blusas de tu talla de cuerpo no se ajusten a tu talla de pecho. En este caso es mejor llevarlas desabrochadas con un top debajo (no muy ajustado ni muy escotado, que tape el canalillo). Existen en el mercado camisas confeccionadas con tejido elástico que pueden irte mejor pero si aún así no te sirven, es mejor hacértelas a medida o prescindir de esta prenda.

Atención  a los tejidos

Todos los tejidos licrosos que se peguen al cuerpo en exceso van a provocar que se vea más pecho. Te recomendamos el algodón, el lino, la seda y demás tejidos con caída que no se pegan al cuerpo y reducirán visualmente el volumen del pecho.

Prendas que favorecen si tienes una talla grande de pecho

Las partes de arriba deben ser un poco holgadas y también un poco largas pero sin llegar a ser oversize ya que, en este caso, aún darán más sensación de volumen en la zona del pecho y a todo el cuerpo en general.

En cambio, las chaquetas y americanas que te pongas encima si te quedarán bien entalladas y son un recurso genial para disimular, al igual que los chalecos (siempre en colores lisos y neutros).

No uses camisetas cortas, ni prendas que lleven volantes,drapeados o abalorios en la zona del pecho.

Disimular los pechos grandes. Anatxu Bloguera experta en tallas grandes
Ana Goitia, periodista, asesora de imagen y blogger de moda. Tiene su propia tienda online de tallas grandes y accesorios para mujeres y niños. Haz clic en la imagen para ver su blog. Imágen de Divinity.es

Hacer deporte si tienes pechos grandes

Para hacer deporte con comodidad sin tener que controlar a tus “chicas”, lo mejor es hacerte con un sujetador deportivo anti-impactos y de sujeción extrema porque, de lo contrario, ellas irán a su aire con las incomodidades que ello conlleva. Muchas clientas nos han comentado que ir al gimnasio con una talla grande de pecho sin un buen sujetador era, aparte de doloroso, exponerse a un montón de miradas, sobretodo en ejercicios de rebote como el aerobic, Zumba, steps, running…

Nosotras os decimos que, además, se cargan mucho las cervicales y la espalda con los rebotes en cualquier talla y copa y con más razón con una talla y/o copa grande.  Por otro lado, los rebotes fuerzan a los ligamentos de Cooper (que sostienen el pecho erguido) y eso acelera la caída del pecho.

Los sujetadores deportivos Anita Active lo tienen todo para que puedas practicar tu deporte favorito con absoluta comodidad, sujeción y transpirabilidad. En nuestra tienda online tienes un montón de modelos donde elegir en una gran variedad de tallas y copas. Además cuentas con un asesoramiento experto y personalizado para que tu compra sea un exitazo.

Sujetadores deportivos Anita Active

Para vestirte y disimular pecho, te aconsejamos camisetas con cuello de caja preferiblemente en negro. De esta forma se disimula mejor tanto el volumen como el sudor.

camiseta-cuello-caja

Para acabar con una sonrisa, os dejamos el video de la estrella de Instagram Lindsey Pelas para Cosmopolitan donde habla con mucho humor de los 11 problemas de tener una talla (y/o copa) grande de pecho. ¿Has visto lo bien que le sienta el sujetador deportivo Momentum de Anita Active? Aunque a ella parece que no le gusta demasiado llevar a sus “chicas” tan recogidas…  En fin, tiene que haber de todo en este mundo… Seguro que te sientes identificada con algunos de sus “problemas”.

Esperamos que este post te haya resultado útil. En caso afirmativo, te agradeceremos que lo compartas con tus amigas y ellas seguro que también.

Sujetadores deportivos. Efectos sobre tu pecho.

sujetadores-deportivos-correctos

Sujetadores deportivos. Efectos sobre tu pecho.

Cada vez más, aumentan las consultas en nuestra tienda online de mujeres runners o que practican fitness, zumba, balonmano… interesadas en saber cual es el mejor sujetador deportivo para ellas.  Esto es debido a dos motivos fundamentales: de una parte, el aumento de mujeres que practican deporte y apuestan por cuidar su cuerpo y, de la otra, la preocupación de muchas de ellas por el cuidado específico de su pecho.

Al correr o practicar cualquier deporte que implique impactos o rebotes, todas hemos podido notar ciertas molestias en nuestros pechos. Las molestias dependen también del volumen y peso de nuestro pecho pero todas notamos tirantez, cierto dolor e incomodidad si no vamos bien sujetas del pecho.

sujetador-deportivo-5537-azul

Existe en el mercado, dado ese aumento de mujeres deportistas del que os hablábamos, una gran oferta de sujetadores deportivos de menor a mayor calidad y sujeción en el mercado.

La pregunta que nos hacéis más a menudo es el porqué de las diferencias de precio entre unos y otros y porqué un sujetador de deporte Anita Active es una de las mejores opciones que existen.

Otra de las preguntas que más respondemos es cómo saber si estamos eligiendo bien.

También nos consultan sobre los modelos más adecuados según el deporte concreto que practica cada mujer.

A continuación, damos respuesta a estas preguntas:

¿Porqué un sujetador deportivo técnico Anita Active?

Practicar deporte supone un gran esfuerzo para el pecho. Cuando corremos el pecho se mueve en cada paso alrededor de 9 cm. Calculado en una carrera de 1.000 metros esto supone 84 metros de movimiento.

Un sujetador deportivo técnico de Anita Active da forma, sujeta y rodea el pecho sin aplastarlo en exceso, de forma que éste no se mueve en absoluto. En pechos voluminosos es fundamental el uso de sujetadores de deporte técnicos porque el mayor peso de los pechos aumenta las molestias al correr o saltar así como también aumenta el sufrimiento de los ligamentos de Cooper (responsables de mantener nuestro pecho erguido).

sujetador-deportivo-momentum-5529-negro
Es importante saber que durante la práctica de deporte no debería utilizarse un sujetador cualquiera o un sujetador de estética deportiva con poca fuerza porque reducen poco los impactos en el pecho y eso puede traducirse en la caída prematura del pecho por efecto de la gravedad. Además, por efecto de los rebotes del pecho o el peso del pecho mal distribuído podemos sufrir contracturas, dolores de espalda, etc… Esto, por desgracia, es desconocido para muchas mujeres. Sólo alrededor del 15% utiliza un sujetador deportivo especial.

La Dra Joana Scurr, especialista en ciencia del deporte de la universidad de Portsmouth ha constatado que mientras un sujetador deportivo de apoyo detiene un 74% el balanceo del pecho, un sujetador normal o deportivo de baja calidad únicamente detiene un 38% de dicha oscilación.

menos-movimiento tejidos-transpirables

“La sujeción del pecho afecta a nuestra postura corporal. Una buena sujeción favorece una buena  postura de la espalda y evita molestias. Una mala sujeción propicia a una mala postura y puede provocar contracturas, rozaduras, dolores cervicales y lumbares, mal funcionamiento del diafragma…”

El pecho es deformable

El pecho se compone de tejido adiposo y no de tejido muscular. Al no poseer músculos, en caso de flacidez los ejercicios no ayudan a la recuperación de la forma de la mama. Por otro lado, los ligamentos de Cooper o ligamentos suspensorios (responsables de mantener el pecho erguido) pueden estirarse e incluso llegar a romperse irremediablemente a causa de sostener por si mismos el peso de los senos. Ese riesgo aumenta proporcionalmente con el tamaño de las mamas y la intensidad del movimiento. Por eso es tan importante mantener la forma del pecho con una buena sujeción ya que una vez deformado el pecho es muy difícil de devolverlo a su sitio si no es con cirugía.

ligamentos-de-cooper

¿Porqué hay diferencia de precio entre unos sujetadores deportivos y otros?

La razón principal es porque, aunque estéticamente hablamos de sujetadores deportivos, estamos comparando productos totalmente diferentes en todos los aspectos. Unos están pensados para hacer su función específica de soporte del pecho en movimiento, los otros están concebidos para seducir estéticamente, ser económicos y llegar a la gran masa. Las principales diferencias las encontraDujetador running Anita Activemos en:

  • El nivel de sujeción de los sujetadores deportivos de calidad es muchísimo superior al de los sujetadores deportivos que llamamos “comerciales” (con estética deportiva)
  • El nivel de comodidad al porte también es mucho superior en los sujetadores deportivos Anita Active porque, al sujetar más, no notamos los rebotes, ni el dolor, ni la tirantez…
  • La durabilidad de los sujetadores deportivos técnicos es por lo menos 4 veces mayor porque los materiales con los que se confeccionan tienen muchísima más consistencia y transpirabilidad y no ceden fácilmente.
  • Las piezas de las que se compone un sujetador deportivo técnico pueden quintuplicar las piezas que componen un sujetador de deporte lowcost (a veces son de una sola pieza). Eso se traduce en que el primero da una forma mucho más bonita al pecho, sin aplastarlo y tiene muchísima más capacidad de sujeción y, por tanto, realiza su función.
  • La dificultad en la confección de unos y otros también influye en el precio.
  • Sustancias nocivas. Los sujetadores deportivos de Anita Active pasan un test de calidad (OEKO-TEX) que certifica que no contienen sustancias nocivas en su composición. Los corchetes y reguladores están libres de níquel para evitar alergias en la piel.

Cómo sabes que estás eligiendo bien

La mayor garantía en la elección del mejor sujetador deportivo para ti es el consejo experto de un/a bra-fitter . El bra-fitter es un especialista en corsetería con dos funciones importantes:

  1. Aconsejar el mejor modelo según la morfología de cada mujer y la actividad que pretende realizar con el sujetador
  2. Calcular exactamente la talla y copa de cada mujer para que el sujetador se ajuste a la perfección a su cuerpo y pueda realizar su función de sujeción de forma excelente.

Para comprobar que has elegido bien tu sujetador deportivo, comprueba lo siguiente con el sujetador puesto:

  1. Da saltitos como si corrieras para ver si tu pecho se mueve mucho y te molesta.
  2. Mira que tu pecho quede bien recogido dentro del sujetador. Presta atención a los laterales.
  3. Comprueba que el sujetador no te sube de la espalda y que los tirantes no te molestan.

La prueba

En este vídeo de Anita Active tu misma puedes ver la diferencia en el pecho entre un sujetador deportivo técnico de máxima sujeción Anita Active y un sujetador deportivo suave estándar de los que puedes encontrar en las grandes superficies. Mientras que en el primero el pecho permanece quieto prácticamente, en el sujetador deportivo suave el pecho se mueve mucho arriba y abajo. Como ya te hemos explicado, los continuos rebotes del pecho al correr o saltar son, aparte de molestos para ti y estéticamente poco favorecedores, perjudiciales para la firmeza de tu pecho.

Mira nuestros sujetadores deportivos en acción

Para despedirnos, te dejamos con el último video de Anita Active donde podrás ver nuestros sujetadores deportivos en acción. ¡Esperamos que te guste!

Tallas de sujetador: Errores frecuentes. Caso real.

sujetadores-copa-h

Hoy quiero contaros un caso real que ilustra perfectamente uno de los principales errores que provocan que muchas de vosotras llevéis la talla y la copa de sujetador completamente equivocada.

Como introducción, deciros que este caso nos hace ver, una vez más, que la talla y copa de sujetador incorrectas pueden provocar incomodidades muy graves en personas con un tamaño considerable de pechos. Y muchas mujeres llevan mucho peso en el pecho.

Se trata del caso de una clienta que llevaba la talla 115 copa E cuando su talla era la 100 copa H. Aproximadamente, más de un quilo en cada pecho, para que os hagáis una idea. Hablamos de tallas europeas, que son las que usamos en LoolasUp.

Las medidas de esta clienta son: 101 cm de contorno bajo pecho y 128 cm de contorno de pecho. Mirando nuestras tablas de tallas y copas podéis ver que su talla es la 100 y su copa la H.

Tallas de sujetador europeas

O sea, llevaba 15 cm más de contono de espalda de lo que le correspodia con lo cual:

  • El sujetador no le sujetaba prácticamente nada
  • Todo el peso de su pecho recaía sobre sus hombros haciéndole importantes y dolorosas marcas y roces.
  • La espalda del sujetador le subía hasta los hombros

¿Porqué llevaba esta talla y copa?

Le preguntamos quién le vendió ese sujetador y responde que en su corsetería habitual. Me enfado mucho con estas cosas, no lo puedo evitar… Y es que en un caso como éste, con tanto peso en el pecho, se puede hacer mucho daño a una persona…y se trata de un daño evitable.

Hay dos posibles causas que podían haber causado semejante error en su talla y copa:
  1. Que la persona que la atendió en su corsetería habitual no tuviera formación en cuanto a tallas y copas de sujetador (brafitting).
  2. Que la corsetería habitualno dispusiera de estoc de la talla y copa de esta clienta. Se compensó con tallas de más lo que debería haber sido copas de más.

A mi humilde entender, ni una cosa ni la otra son disculpables. La corsetería debe tener personal adecuadamente formado asesorando a sus clientas. Respecto al estoc, mi regla de oro es “Si no se tiene, se pide; nunca se vende nada que no sea lo que la clienta necesita”. También a mi entender, cuando hablamos de sujeción del pecho, hablamos de salud de la mujer y este no es un tema para tomarse a la ligera o, al menos, en LoolasUp nos lo tomamos muy en serio.

Actualmente en España, el problema es generalizado. Y no decimos que no hayan corseterías especializadas con personal formado y estoc suficiente de tallas y copas. No. De hecho, conocemos unas cuantas donde el asesoramiento es genial y tienen variedad de tallaje. Lo que decimos es que no son muchas.

Por otro lado, la proliferación de cadenas low cost hace que muchas mujeres hagan el típico self service probándose el tallaje del que dispone la tienda sin asesoramiento (o asesoramiento poco especializado) y comprando en muchas ocasiones el sujetador que le va menos mal. Aparte, la calidad…pero ese ya es otro tema del que hablaremos en otra ocasión.

Medidas contorno de pecho  Medida contorno bajo pecho

Pues bien, esta clienta llevaba un sujetador de Anita Comfort como los que vendemos en LoolasUp de talla y copa incorrectas. Por eso insistimos que el éxito en la elección de un sujetador es:

50% sujetador de calidad + 50% talla y copa correctas

En este caso el sujetador era de calidad y el modelo era adecuado, pero la talla y copa no y el resultado era nefasto para nuestra pobre clienta.

Consecuencias

Las consecuencias para esta clienta eran:

  • Dolor cervical por exceso de peso apoyado en la zona de la clavícula.
  • Mala postura de la espalda por peso mal distribuído (el sujetador no le sujetaba adecuadamente).
  • Pecho muy caído (le quedaba cerca de la cintura).

Conclusión

Dada la situación actual, la mejor garantía para que estas cosas dejen de ocurrir, es que cada mujer sepa su talla y copa de sujetador. De esta forma, del mismo modo que sabemos nuestro número de calzado y nunca nos venderían un número más o menos, en el sujetador pasaría lo mismo.

En LoolasUp te asesoramos para que nunca te vuelva a ocurrir. Consúltanos sin compromiso.

¡Hasta la próxima!

Llum Isart

Siete de cada diez mujeres no lleva su talla y copa de sujetador

DSC_8940

Hoy queremos compartir con todas vosotras la entrevista que nos hicieron en El Periódico de Catalunya donde hablábamos de la problemática en torno a las tallas y copas de sujetador que, como profesionales expertas en el sector, comprobamos diariamente.

Hay en nuestro país una costumbre muy arraigada de fijarse exclusivamente en la talla y olvidar la copa (si, la letra que sale en las etiquetas de los sujetadores) y justo aquí es donde tenemos el problema como os explicamos en el artículo.

Es precisamente la copa, o sea, la letra lo que mide la diferencia entre nuestro contorno de pecho y nuestro contorno de espalda.

Periodico 18-02-16

¿Y porqué es tan importante la copa en un sujetador?

Muy sencillo. Como hemos dicho, la copa mide la diferencia entre contorno de pecho y contorno de espalda y eso es sumamente importante porque el sujetador debería hacer la mayor parte de la fuerza de sujeción en la espalda y no en los tirantes (como creen la mayoría de las mujeres). Si un sujetador hace la fuerza en los tirantes, cargamos las cervicales y en caso de mucho pecho, incluso podemos tener dolores lumbares, problemas posturales… Encima, si el sujetador es ancho de espalda, se nos sube para arriba disminuyendo exageradamente la sujeción y sentándonos fatal.

Para que el sujetador sujete adecuadamente debe ajustarse perfectamente a nuestro contorno de espalda y, por tanto, debe ser de nuestra talla y copa.

Otro punto importante es la calidad del sujetador. Tratándose de una prenda que debe cumplir su misión estética, su función principal es sujetar por lo que la calidad de los tejidos, la confección y su diseño lo hacen más o menos funcional. ¡No te olvides!

TU TALLA Y COPA+ SUJETADOR DE CALIDAD=

Otra forma de explicar el porqué de las copas de sujetador es que cada mujer tiene un tipo distinto. Las hay con tipos más bien cuadrados (copas A, B), con tipos con un poco de curvas (copas C, D) o mujeres más curvys (copas E, F, G, H…). Todas pueden tener el mismo contorno de pecho pero el contorno de espalda (medida por debajo del pecho) va a variar considerablemente de unas a otras.

¿Cómo calcular la talla y copa de sujetador?

En LoolasUp tienes toda la información necesaria para que calcules tu talla y copa. Lo único que debemos avisarte es que la talla y copa que resultará de tus medidas que introducirás en el calculador automático de tallas y copas de sujetador es tu TALLA EUROPEA (distinta de la de España). Si quieres saber tu talla española sólo debes sumar 15 a la talla que te ha salido en el calculador.

Esperamos que te haya sido útil esta información y que contactes con nosotras si quieres que te asesoremos personalizadamente en la elección de un sujetador perfecto para ti.

Sujetadores LoolasUp: ¿Quieres saber más de LoolasUp?

Para que nos conozcas mejor y puedas ver porqué somos diferentes, te hemos preparado este breve video sobre lo que hacemos en LoolasUp y como es de sencillo conseguir el mejor sujetador para ti desde la comodidad de tu casa.
Somos expertas en bra-fitting y por eso, te aconsejaremos el modelo ideal para ti en base a estos factores:
  • Tu talla y copa van a acotar los modelos que más te interesan.
  • Lo que le pides a tu sujetador como prioridad (comodidad absoluta, sujeción extra, diseño sensual, alivio de cervicales, reducción del volumen, para correr o hacer deporte, para lactancia…)
  • La actividad que vas a realizar con el sujetador (porque no es lo mismo un sujetador de confort que un sujetador para correr, por ejemplo)

¡Esperamos que te guste nuestro video!

El eterno problema de elegir talla y copa de sujetador

No paramos de insistir en que en España 7 de cada 10 mujeres usan una talla incorrecta de sujetador. Eso se debe a múltiples factores: 

  • El desconocimiento de la mujer sobre la importancia tanto estética como para la salud de usar la talla y copa  de sujetador adecuadas.
  • La proliferación de tiendas de multinacionales no especializadas en corsetería y sin asesoramiento experto donde la clienta elige sola.
  • La falta de profesionales en Bra Fitting (expertos en tallas y copas de sujetadores)
  • Las mediciones no son suficientes para acertar. Según el volumen del pecho y la actividad diaria cada mujer necesita un tipo de sujetador. Siempre debe aconsejarte un profesional en corsetería.
Nuestro consejo experto como Bra Fitters es que no debemos apostar por un sujetador solamente por estética o por su componente erótico sinó que debemos asegurarnos de que el sujetador sujete, que es su función.

 

 Sujetador Anita con aros y cazoletas
 

¿Qué problemas provoca el uso de la talla y copa incorrectas de sujetador?

Debemos aclarar que el uso de talla y copa incorrecta en el sujetador NO provoca enfermedades pero si provoca incomodidades tales como las siguientes:

  • Molestias en cervicales y hombros e incluso dolor lumbar en copas grandes.
  • Rozaduras, escozores, marcas en el pecho y arrugas en el escote.
  • Deformación de las mamas por presión si la copa es demasiado pequeña.
  • La ropa no nos sienta igual de bien que con nuestra talla y copa correctas.
  • Escotes poco favorecedores.
 Sujetadores de Anita Confort

 

Debes saber que…

El problema en la elección de talla y copa de sujetador lo encontramos más en la copa que en la talla.
La talla se calcula con el contorno de espalda y eso resulta fácil de comprobar probando el sujetador y viendo que se ajusta bien a nuestra espalda sin ir grande abrochado en el centro.
En cambio la elección de copa suele traer de cabeza a la mayoría de mujeres. En un sujetador de aros, el tamaño del aro lo da la circunferencia del pecho. El sujetador debe recoger toda la mama, desde la mitad de la axila hasta el centro del surco mamario (canalillo).
A menudo, vemos mujeres con copas más pequeñas de lo que les corresponde y tallas más grandes. Es decir, quizás no tuvieron paciencia a la hora de probar, quizás en la tienda no disponían de su talla y copa y acabaron vendiéndole un sujetador donde le cabía el pecho pero grande de espalda. En definitiva, un sujetador que no sujeta porque no hace la fuerza correctamente.
Por otro lado, el tipo de actividad que realizas o lo que priorizas en un sujetador influye en la elección del modelo y en consecuencia en tu comodidad con el sujetador. No es lo mismo comprar un sujetador para hacer deporte que un sujetador para todos los días ni es lo mismo elegir sujetador si tienes una copa B o si tienes una copa G. A mayor copa cambian las prioridades respecto al sujetador.
La clienta de copa grande sabe apreciar la calidad porque nota en seguida la diferencia en sujeción y comodidad cuando prueba cualquiera de nuestros modelos en su talla y copa.
 Sujetadores de deporte Anita active

Recomendaciones

  • No comprar nunca un sujetador que nos vaya holgado de espalda.
  • No comprar nunca un sujetador que no recoja bien todo el pecho desde la mitad de la axila al canalillo.
  • Te invitamos a visitar nuestra tienda especializada y te ofrecemos nuestra atención personalizada si no te atreves a calcular tu talla y copa o necesitas que te aconsejemos el modelo que más se adapte a tus gustos y necesidades.

19 de octubre: Día Mundial del cancer de mama

En una fecha tan señalada para nosotras en que aprovechamos para mostrar nuestro apoyo a todas las mujeres que han luchado, luchan y lucharán contra esta terrible enfermedad que es el cáncer de mama, queremos compartir con vosotras estos consejos del doctor Rafael Fábregas para la salud de nuestras mamas:

 

 

De madre a hija: la maternidad

embarazada-barriga


El hecho de convertirnos en madres y padres es una de las mayores decisiones que tomaremos a lo largo de nuestra vida. Por supuesto, se trata de una experiencia única y enriquecedora pero, ¿somos plenamente conscientes de todo lo que ello implica?. Estoy convencida de únicamente las madres y padres que estéis leyendo esto entenderéis a lo que me refiero. La historia que os mostraremos hoy precisamente aborda este tema, sobre si las parejas que quieren convertirse en padres están al tanto de hasta qué punto podría cambiarles la vida y de todas las cosas que calla una madre desde el día que nacen sus hijos. Dice así:
  
“Estábamos sentados para comer un día, cuando mi hija menciona que ella y su marido están pensando en formar una familia. 
– “Estamos haciendo una encuesta”, dice medio en broma. “¿Crees que deberíamos tener un bebé?” 
– “Vuestra vida va a cambiar”, digo cuidadosamente y manteniendo mi neutralidad. 
– “Lo sé”, me contesta. “Se acabaron las fiestas nocturnas los fines de semana, las vacaciones espontáneas…” 
maternidad
Pero no me refería a eso en absoluto. Miré a mi hija tratando de decidir qué decirle. Me gustaría que supiese lo que no va a aprender en las cases de preparación al parto. 
Me gustaría decirle que las heridas físicas tras el parto se curan, pero convertirse en madre conlleva una serie de heridas emocionales a la que siempre será vulnerable. 
Pienso en decirle que nunca volverá a leer el periódico sin preguntarse después ¿qué hubiera pasado si ese hubiera sido mi hijo?. Que cada accidente de avión, cada incendio serán su obsesión. Que cuando vea las fotos de niños hambrientos, ella siempre se preguntará si podría haber algo peor que ver a su hijo morir. 
Miro sus uñas cuidadosamente pintadas y su elegante traje. Después pienso que no importa lo sofisticada que sea, ya que cuando se convierta en madre adquirirá el nivel primitivo de una osa que vela por su cachorro. Que una llamada urgente de “¡mama!” hará que deje caer la tarta que esté preparando o su figura de cristal favorita sin vacilar ni un instante. 
 
madre-e-hija
 
Siento que debo advertirle, pues no importan todos los años que haya invertido en su carrera profesional, pues verá las cosas de otro modo con la maternidad. Podría dejar todo listo para que alguien se encargue del pequeño mientras acude a una reunión de negocios, pero seguirá pensando en el olor de su bebé. Tendrá que hacer gala de una disciplina de hierro para no acudir a casa, solo para ver que su bebé se encuentra bien. 
Quiero que mi hija sepa que tomar decisiones ya no será una cuestión de rutina. Que el deseo de un niño de 5 años de entrar al baño masculino para hacer sus necesidades se convertirá en un gran dilema. Que justo allí, en mitad de la gente con bandejas y niños gritando a pleno pulmón, los temas de la independencia y la identidad de género serán sopesados contra la perspectiva de que un abusador esté acechando en ese baño. 
En cuanto a mi atractiva hija, quiero asegurarle que en un futuro conseguirá perder los kilos del embarazo, pero que nunca se sentirá igual consigo misma. Que su vida, ahora tan importante, tendrá menos valor después de tener un hijo. Empezará a desear vivir más años, no para cumplir sus propios sueños, sino para ver a sus hijos lograr los suyos. Quiero que sepa que las estrías o una cicatriz de cesárea se convertirán en insignias de honor. madre-e-hija2
La relación de mi hija con su marido cambiará, pero no de la manera que piensa. Deseo que pudiera entender cuánto se puede llegar a querer a un hombre que cambia los pañales del bebé o que nunca le asaltan las dudas para jugar con sus hijos. Creo que debería saber que seguirá enamorándose de él por razones que ahora encontraría muy poco románticas. 
Me gustaría que mi hija se diese cuenta de lo ligada que se sentirá a aquellas mujeres históricas que trataron de detener la guerra, los prejuicios y con mujeres de la historia que han tratado de detener la guerra, los prejuicios y conducir borracho. 
Quiero describirle la euforia que se siente cuando ves a tu hijo aprendiendo a andar o a montar en bicicleta. Me gustaría capturar para ella las carcajadas de un bebé que toca la suave piel de un gato o un perro por primera vez. Quiero que saboree esa dicha tan real, que duele. 
La mirada interrogativa de mi hija me hace darme cuenta de que las lágrimas se han empezado a acumular en mis ojos. “Nunca lo lamentarás”, digo finalmente. Entonces alargué mi brazo a través de la mesa y apreté la mano de mi hija.”
manos
 
Comparte esto con las madres que conozcas o con mujeres que sabes que quieren ser mamás algún día. También puedes compartirlo con tu novia, hermana… Seguro que todas compartirán este maravilloso sentimiento.

 

Fuente: wimp y lavozdelmuro.net

6 tips que te indican que usas la talla de sujetador inadecuada

tallas-de-sujetador

Existe un motivo por el que usar ese sostén te tortura.

Hoy te lo explicamos.

1. Literalmente tienes pechos cuádruples

Encontrar la talla perfecta de sujetador es normalmente una tarea difícil. Puede que te guste el modelo y color de alguno, pero simplemente no está diseñado para ti. A veces cometes el error de comprarlo sólo porque es lindo, pero luego notas que o te queda grande, o es incómodo y no te sujeta bien los pechos.
Hay muchos sostenes perfectos para cada mujer, y ése que estás usando y sólo te provoca dolores e incomodidad deberías cambiarlo ya, y estas son las razones de por qué deberías hacerlo.
El sostén que estás usando te queda tan ajustado que aplasta y divide tus pechos haciendo parecer que estos fueran 4, y no 2, como normalmente es. Todo esto provoca que nunca te encuentres favorecida con ninguna prenda, pues tus pechos están demasiado estrangulados como para verse naturales y cómodos.
Deberías pensar en comprar una copa más grande, tus pechos te lo agradecerán.

2. La copa es tan grande que tiende a doblarse

Aquí es cuando notas que la copa que usas actualmente es demasiado grande para ti. Se puede notar que estás usando un sostén inadecuado, pues los bordes superiores del sostén se doblan, pues no hay nada que sujetar en esa zona.
Disminuye la talla en una COPA (letra), o un par, hasta que se ajuste perfectamente con los bordes de tu busto y lo recoja correctamente.

3. Ajustas tu sostén en el último gancho interior

Lo cierto es que cuando compras un sostén nuevo debes ajustarlo en el primer gancho exterior (suelen haber dos o tres), pues así tu sujetador se irá adaptando a tu cuerpo con el paso del tiempo. La banda trasera del sostén tiende a dar de si con el uso, es por eso que existe más de un gancho, para que así vayas ajustando y apretando. El peor error es abrocharlo de inmediato en el último gancho, pues después no tendrás cómo ajustarlo más cuando se haya aflojado.

4. Tu banda trasera está más arriba de lo que debería

Cuando te miras al espejo puedes notar que la copa de tu sostén tiende a caerse, pues la banda trasera está demasiado arriba en tu espalda. La forma correcta es que la banda se ajuste de forma horizontal a través de tu espalda, de modo que calce justo con la copa de tu sostén. Si está muy arriba, entonces es porque te queda demasiado grande de TALLA. Disminuye el tamaño de la banda, pues si sigues usando una más grande provocarás que tus pechos no se afirmen bien y comiencen a caerse.

5. Los dolores de espalda y cuello son constantes

Esto pasa porque el sostén que usas no es el adecuado, pues no afirma correctamente tus pechos. Si tienes pechos grandes lo ideal es que busques un sostén que tenga una copa que cubra gran parte de tu pecho y tenga tirantes gruesos, así tendrás un ajuste adecuado y te olvidarás de esos molestos dolores constantes.
Si compras un sostén con una banda que no sea la adecuada y pretendes lograr que el soporte de tus pechos se centre en los tirantes, entonces estás mal. La presión y el peso de tus pechos no debe estar en tus hombros, sino en tu espalda, pero ajustado adecuadamente.

Y no creas que no encontrarás uno bonito, pues los sostenes bonitos y femeninos existen en todas las tallas.

6. Tienes “mollas” en la espalda

No es grasa o sobrepeso, sólo es que tu sostén está tan apretado que provoca que se formen mollas en tu espalda. Para solucionar esto debes probar comprando un sostén que tenga una banda más grande (más talla).

CONSEJO: En cualquiera de estos casos, opta por tirar todos los sujetadores que no te sirven y hazte con un par de buenos sujetadores. Irás mucho más cómoda y sujeta y toda tu ropa te sentará mucho mejor.

Si tienes dudas sobre tu talla y copa de sujetador, puedes calcularlas aquí o llámanos al 699466232 y te asesoraremos. ¡Cuídate mucho!
Calcular talla y copa de sujetador
Fuente:LoolasUp, y Upsocl

Cuatro comunidades en situación de natalidad crítica

 

Foto de http://www.eldiariomontanes.es/
  • Aunque la mayoría de los españoles quisiera tener 2,3 hijos de media, la realidad es que el índice de fecundidad en España es de apenas 1,3 hijos/mujer.
  • En España nacen 114.000 niños menos que en 1980 a pesar del aumento de la población en casi 9 millones de personas desde ese año.
  • Aumentan la esperanza de vida y la edad media de los españoles.
  • Según un estudio del Instituto de Política Familiar, las consecuencias del invierno demográfico en el año 2050 serán catastróficas.
Asturias (0,99), Canarias (1,04), Galicia (1,07) y Cantabria (1,15) tienen un índice de fecundidad de apenas un hijo por mujer, lo que las sitúa en una situación de natalidad crítica, según el estudio ‘Demografía y Natalidad en España’, del Instituto de Política Familiar. Aunque la mayoría de los españoles quisiera tener 2,3 hijos de media, lo que aseguraría el nivel de reemplazo generacional (2,1 hijos/mujer), la realidad es que el índice de fecundidad en España es de apenas 1,3 hijos/mujer, lo que coloca a nuestro país en el furgón de cola de la natalidad en Europa. Se necesitarían unos 260.000 nacimientos más de los que se tienen anualmente para asegurar el nivel de reemplazo generacional En España nacen 114.000 niños menos que en 1980 a pesar del aumento de la población en casi 9 millones de personas desde ese año y de la inyección de la natalidad de las madres extranjeras (75.714 nacimientos en 2014), sin la cual estaríamos en niveles del año 1995.
Según el estudio, el déficit de natalidad en nuestro país es tan grande que se necesitarían, al menos, 260.000 nacimientos más de los que se tienen anualmente para asegurar el nivel de reemplazo generacional.

 

 

Las españolas, las mujeres de la UE que tienen sus hijos más tarde

Las españolas son las mujeres de la UE que tienen sus hijos más tarde, lo que dificulta la posibilidad de que haya un aumento de nacimientos en los próximos años. La edad de maternidad ha subido en más de 3,5 años desde 1980. Además, la mitad de las comunidades (País Vasco, Galicia, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Navarra, Cantabria, Asturias y Aragón) tienen una edad media de maternidad por encima de los 32 años. España registró 108.690 abortos en 2013, es decir, 1 aborto cada 4,8 minutos, y se ha convertido en el tercer país de la UE, tras Francia y Reino Unido, con mayor número de abortos, que se ha convertido en una de las principales causas del bajo índice de natalidad. Desde su legalización en 1985, se han contabilizado más de 1,9 millones de abortos.
La población española ha pasado de ser más de 47 millones de personas en 2010 a 46,4 millones en 2015, lo que ha supuesto un descenso de 600.000 personas. Asimismo, se ha pasado de 410.000 nacimientos de madres españolas en 2008 a 350.000 nacimientos en 2014, lo que ha supuesto un descenso de 60.000 nacimientos. Esto ha provocado que el crecimiento natural de los españoles lleve 3 años en negativo, alcanzando en 2014 la cifra récord negativa de -32.777 (350.555 nacimientos y 383.742 defunciones). Pese al descenso de 1,3 millones de inmigrantes debido, sobre todo, a la crisis económica, la población inmigrante en España es de 4,4 millones (9,5% de la población total), esto hace que uno de cada diez personas en nuestro país sea inmigrante.
Imagen de Taringa.net

Millón y medio más de personas mayores que jóvenes

España se ha convertido en una nación vieja, pues ya hay 1,5 millones más de personas mayores que jóvenes. Uno de cada cinco españoles (18,5%) es mayor de 65 años, y las personas mayores de 80 años ya son más de 2,7 millones y representan el 6% de la población. Además, la esperanza de vida está creciendo a un media de 1,3 años cada 5 años, y la esperanza de vida al nacer alcanza los 83 años.
El déficit de natalidad y el incremento de la esperanza de vida (mayor población mayor) ha provocado el aumento de la edad media de la población española, que ha superado los 42 años, y el derrumbe de la pirámide poblacional española. Así, el tramo de población con mayor porcentaje ha pasado la comprendida entre las edades de 20-24 años en 1996 a ser de la de 40-50 años en 2015. Según el estudio, este escenario demográfico de envejecimiento poblacional no tiene precedentes históricos y, de seguir esta tendencia, las consecuencias del invierno demográfico en el año 2050 serán catastróficas. En concreto, uno de cada tres españoles (32,1%) tendrá más de 65 anos y uno de cada nueve será mayor de 80 anos, que alcanzara los 6 millones de personas.

 

 

 

Se invierte la pirámide poblacional

A su vez, la pirámide poblacional se habrá invertido, de manera que los mayores de 80 años será el mayor segmento de edad, y también se producirá una gran desproporción con respecto a la población activa, pues por cada tres mayores de 65 años sólo habrá cinco personas en edad activa. Ante este escenario, desde el Instituto de Política Familiar hacen una serie de propuestas, entre ellas, un pacto de estado por la natalidad y la demografía, la elaboración de un libro blanco sobre la natalidad en España, creación de una subcomisión no permanente en el Congreso para analizar el envejecimiento poblacional y el déficit de natalidad en España. Al mismo tiempo, plantean la creación de una conferencia sectorial de la natalidad y población; la realización de campañas de sensibilización social, concienciación y de promoción de la importancia de la maternidad y la paternidad, la natalidad y el embarazo, y la realización de encuestas del CIS periódicas y específicas sobre las necesidades y problemas de las familias españolas en general y en particular de la situación de las mujeres y las familias a la hora del embarazo. Igualmente, piden el incremento de la prestación de la ayuda directa por hijo a cargo hasta una cuantía que alcance la media de la Unión Europea; la actualización anual de las prestaciones directas y fiscales según el IPC, evitando así su depreciación con la inflación; y la universalización de las ayudas directas y fiscales actuales y futuras eliminando los límites de renta que impiden el acceso a dichas ayudas a la mayoría de las familias españolas.
Fuente: LoolasUp.com y 20minutos.es