Sujetadores deportivos. Efectos sobre tu pecho.

Sujetadores deportivos. Efectos sobre tu pecho.

Cada vez más, aumentan las consultas en nuestra tienda online de mujeres runners o que practican fitness, zumba, balonmano… interesadas en saber cual es el mejor sujetador deportivo para ellas.  Esto es debido a dos motivos fundamentales: de una parte, el aumento de mujeres que practican deporte y apuestan por cuidar su cuerpo y, de la otra, la preocupación de muchas de ellas por el cuidado específico de su pecho.

Al correr o practicar cualquier deporte que implique impactos o rebotes, todas hemos podido notar ciertas molestias en nuestros pechos. Las molestias dependen también del volumen y peso de nuestro pecho pero todas notamos tirantez, cierto dolor e incomodidad si no vamos bien sujetas del pecho.

sujetador-deportivo-5537-azul

Existe en el mercado, dado ese aumento de mujeres deportistas del que os hablábamos, una gran oferta de sujetadores deportivos de menor a mayor calidad y sujeción en el mercado.

La pregunta que nos hacéis más a menudo es el porqué de las diferencias de precio entre unos y otros y porqué un sujetador de deporte Anita Active es una de las mejores opciones que existen.

Otra de las preguntas que más respondemos es cómo saber si estamos eligiendo bien.

También nos consultan sobre los modelos más adecuados según el deporte concreto que practica cada mujer.

A continuación, damos respuesta a estas preguntas:

¿Porqué un sujetador deportivo técnico Anita Active?

Practicar deporte supone un gran esfuerzo para el pecho. Cuando corremos el pecho se mueve en cada paso alrededor de 9 cm. Calculado en una carrera de 1.000 metros esto supone 84 metros de movimiento.

Un sujetador deportivo técnico de Anita Active da forma, sujeta y rodea el pecho sin aplastarlo en exceso, de forma que éste no se mueve en absoluto. En pechos voluminosos es fundamental el uso de sujetadores de deporte técnicos porque el mayor peso de los pechos aumenta las molestias al correr o saltar así como también aumenta el sufrimiento de los ligamentos de Cooper (responsables de mantener nuestro pecho erguido).

sujetador-deportivo-momentum-5529-negro
Es importante saber que durante la práctica de deporte no debería utilizarse un sujetador cualquiera o un sujetador de estética deportiva con poca fuerza porque reducen poco los impactos en el pecho y eso puede traducirse en la caída prematura del pecho por efecto de la gravedad. Además, por efecto de los rebotes del pecho o el peso del pecho mal distribuído podemos sufrir contracturas, dolores de espalda, etc… Esto, por desgracia, es desconocido para muchas mujeres. Sólo alrededor del 15% utiliza un sujetador deportivo especial.

La Dra Joana Scurr, especialista en ciencia del deporte de la universidad de Portsmouth ha constatado que mientras un sujetador deportivo de apoyo detiene un 74% el balanceo del pecho, un sujetador normal o deportivo de baja calidad únicamente detiene un 38% de dicha oscilación.

menos-movimiento tejidos-transpirables

“La sujeción del pecho afecta a nuestra postura corporal. Una buena sujeción favorece una buena  postura de la espalda y evita molestias. Una mala sujeción propicia a una mala postura y puede provocar contracturas, rozaduras, dolores cervicales y lumbares, mal funcionamiento del diafragma…”

El pecho es deformable

El pecho se compone de tejido adiposo y no de tejido muscular. Al no poseer músculos, en caso de flacidez los ejercicios no ayudan a la recuperación de la forma de la mama. Por otro lado, los ligamentos de Cooper o ligamentos suspensorios (responsables de mantener el pecho erguido) pueden estirarse e incluso llegar a romperse irremediablemente a causa de sostener por si mismos el peso de los senos. Ese riesgo aumenta proporcionalmente con el tamaño de las mamas y la intensidad del movimiento. Por eso es tan importante mantener la forma del pecho con una buena sujeción ya que una vez deformado el pecho es muy difícil de devolverlo a su sitio si no es con cirugía.

ligamentos-de-cooper

¿Porqué hay diferencia de precio entre unos sujetadores deportivos y otros?

La razón principal es porque, aunque estéticamente hablamos de sujetadores deportivos, estamos comparando productos totalmente diferentes en todos los aspectos. Unos están pensados para hacer su función específica de soporte del pecho en movimiento, los otros están concebidos para seducir estéticamente, ser económicos y llegar a la gran masa. Las principales diferencias las encontraDujetador running Anita Activemos en:

  • El nivel de sujeción de los sujetadores deportivos de calidad es muchísimo superior al de los sujetadores deportivos que llamamos “comerciales” (con estética deportiva)
  • El nivel de comodidad al porte también es mucho superior en los sujetadores deportivos Anita Active porque, al sujetar más, no notamos los rebotes, ni el dolor, ni la tirantez…
  • La durabilidad de los sujetadores deportivos técnicos es por lo menos 4 veces mayor porque los materiales con los que se confeccionan tienen muchísima más consistencia y transpirabilidad y no ceden fácilmente.
  • Las piezas de las que se compone un sujetador deportivo técnico pueden quintuplicar las piezas que componen un sujetador de deporte lowcost (a veces son de una sola pieza). Eso se traduce en que el primero da una forma mucho más bonita al pecho, sin aplastarlo y tiene muchísima más capacidad de sujeción y, por tanto, realiza su función.
  • La dificultad en la confección de unos y otros también influye en el precio.
  • Sustancias nocivas. Los sujetadores deportivos de Anita Active pasan un test de calidad (OEKO-TEX) que certifica que no contienen sustancias nocivas en su composición. Los corchetes y reguladores están libres de níquel para evitar alergias en la piel.

Cómo sabes que estás eligiendo bien

La mayor garantía en la elección del mejor sujetador deportivo para ti es el consejo experto de un/a bra-fitter . El bra-fitter es un especialista en corsetería con dos funciones importantes:

  1. Aconsejar el mejor modelo según la morfología de cada mujer y la actividad que pretende realizar con el sujetador
  2. Calcular exactamente la talla y copa de cada mujer para que el sujetador se ajuste a la perfección a su cuerpo y pueda realizar su función de sujeción de forma excelente.

Para comprobar que has elegido bien tu sujetador deportivo, comprueba lo siguiente con el sujetador puesto:

  1. Da saltitos como si corrieras para ver si tu pecho se mueve mucho y te molesta.
  2. Mira que tu pecho quede bien recogido dentro del sujetador. Presta atención a los laterales.
  3. Comprueba que el sujetador no te sube de la espalda y que los tirantes no te molestan.

La prueba

En este vídeo de Anita Active tu misma puedes ver la diferencia en el pecho entre un sujetador deportivo técnico de máxima sujeción Anita Active y un sujetador deportivo suave estándar de los que puedes encontrar en las grandes superficies. Mientras que en el primero el pecho permanece quieto prácticamente, en el sujetador deportivo suave el pecho se mueve mucho arriba y abajo. Como ya te hemos explicado, los continuos rebotes del pecho al correr o saltar son, aparte de molestos para ti y estéticamente poco favorecedores, perjudiciales para la firmeza de tu pecho.

Mira nuestros sujetadores deportivos en acción

Para despedirnos, te dejamos con el último video de Anita Active donde podrás ver nuestros sujetadores deportivos en acción. ¡Esperamos que te guste!

Siete de cada diez mujeres no lleva su talla y copa de sujetador

Hoy queremos compartir con todas vosotras la entrevista que nos hicieron en El Periódico de Catalunya donde hablábamos de la problemática en torno a las tallas y copas de sujetador que, como profesionales expertas en el sector, comprobamos diariamente.

Hay en nuestro país una costumbre muy arraigada de fijarse exclusivamente en la talla y olvidar la copa (si, la letra que sale en las etiquetas de los sujetadores) y justo aquí es donde tenemos el problema como os explicamos en el artículo.

Es precisamente la copa, o sea, la letra lo que mide la diferencia entre nuestro contorno de pecho y nuestro contorno de espalda.

Periodico 18-02-16

¿Y porqué es tan importante la copa en un sujetador?

Muy sencillo. Como hemos dicho, la copa mide la diferencia entre contorno de pecho y contorno de espalda y eso es sumamente importante porque el sujetador debería hacer la mayor parte de la fuerza de sujeción en la espalda y no en los tirantes (como creen la mayoría de las mujeres). Si un sujetador hace la fuerza en los tirantes, cargamos las cervicales y en caso de mucho pecho, incluso podemos tener dolores lumbares, problemas posturales… Encima, si el sujetador es ancho de espalda, se nos sube para arriba disminuyendo exageradamente la sujeción y sentándonos fatal.

Para que el sujetador sujete adecuadamente debe ajustarse perfectamente a nuestro contorno de espalda y, por tanto, debe ser de nuestra talla y copa.

Otro punto importante es la calidad del sujetador. Tratándose de una prenda que debe cumplir su misión estética, su función principal es sujetar por lo que la calidad de los tejidos, la confección y su diseño lo hacen más o menos funcional. ¡No te olvides!

TU TALLA Y COPA+ SUJETADOR DE CALIDAD=

Otra forma de explicar el porqué de las copas de sujetador es que cada mujer tiene un tipo distinto. Las hay con tipos más bien cuadrados (copas A, B), con tipos con un poco de curvas (copas C, D) o mujeres más curvys (copas E, F, G, H…). Todas pueden tener el mismo contorno de pecho pero el contorno de espalda (medida por debajo del pecho) va a variar considerablemente de unas a otras.

¿Cómo calcular la talla y copa de sujetador?

En LoolasUp tienes toda la información necesaria para que calcules tu talla y copa. Lo único que debemos avisarte es que la talla y copa que resultará de tus medidas que introducirás en el calculador automático de tallas y copas de sujetador es tu TALLA EUROPEA (distinta de la de España). Si quieres saber tu talla española sólo debes sumar 15 a la talla que te ha salido en el calculador.

Esperamos que te haya sido útil esta información y que contactes con nosotras si quieres que te asesoremos personalizadamente en la elección de un sujetador perfecto para ti.

Sujetadores LoolasUp: ¿Quieres saber más de LoolasUp?

Para que nos conozcas mejor y puedas ver porqué somos diferentes, te hemos preparado este breve video sobre lo que hacemos en LoolasUp y como es de sencillo conseguir el mejor sujetador para ti desde la comodidad de tu casa.
Somos expertas en bra-fitting y por eso, te aconsejaremos el modelo ideal para ti en base a estos factores:
  • Tu talla y copa van a acotar los modelos que más te interesan.
  • Lo que le pides a tu sujetador como prioridad (comodidad absoluta, sujeción extra, diseño sensual, alivio de cervicales, reducción del volumen, para correr o hacer deporte, para lactancia…)
  • La actividad que vas a realizar con el sujetador (porque no es lo mismo un sujetador de confort que un sujetador para correr, por ejemplo)

¡Esperamos que te guste nuestro video!

El eterno problema de elegir talla y copa de sujetador

No paramos de insistir en que en España 7 de cada 10 mujeres usan una talla incorrecta de sujetador. Eso se debe a múltiples factores: 

  • El desconocimiento de la mujer sobre la importancia tanto estética como para la salud de usar la talla y copa  de sujetador adecuadas.
  • La proliferación de tiendas de multinacionales no especializadas en corsetería y sin asesoramiento experto donde la clienta elige sola.
  • La falta de profesionales en Bra Fitting (expertos en tallas y copas de sujetadores)
  • Las mediciones no son suficientes para acertar. Según el volumen del pecho y la actividad diaria cada mujer necesita un tipo de sujetador. Siempre debe aconsejarte un profesional en corsetería.
Nuestro consejo experto como Bra Fitters es que no debemos apostar por un sujetador solamente por estética o por su componente erótico sinó que debemos asegurarnos de que el sujetador sujete, que es su función.

 

 Sujetador Anita con aros y cazoletas
 

¿Qué problemas provoca el uso de la talla y copa incorrectas de sujetador?

Debemos aclarar que el uso de talla y copa incorrecta en el sujetador NO provoca enfermedades pero si provoca incomodidades tales como las siguientes:

  • Molestias en cervicales y hombros e incluso dolor lumbar en copas grandes.
  • Rozaduras, escozores, marcas en el pecho y arrugas en el escote.
  • Deformación de las mamas por presión si la copa es demasiado pequeña.
  • La ropa no nos sienta igual de bien que con nuestra talla y copa correctas.
  • Escotes poco favorecedores.
 Sujetadores de Anita Confort

 

Debes saber que…

El problema en la elección de talla y copa de sujetador lo encontramos más en la copa que en la talla.
La talla se calcula con el contorno de espalda y eso resulta fácil de comprobar probando el sujetador y viendo que se ajusta bien a nuestra espalda sin ir grande abrochado en el centro.
En cambio la elección de copa suele traer de cabeza a la mayoría de mujeres. En un sujetador de aros, el tamaño del aro lo da la circunferencia del pecho. El sujetador debe recoger toda la mama, desde la mitad de la axila hasta el centro del surco mamario (canalillo).
A menudo, vemos mujeres con copas más pequeñas de lo que les corresponde y tallas más grandes. Es decir, quizás no tuvieron paciencia a la hora de probar, quizás en la tienda no disponían de su talla y copa y acabaron vendiéndole un sujetador donde le cabía el pecho pero grande de espalda. En definitiva, un sujetador que no sujeta porque no hace la fuerza correctamente.
Por otro lado, el tipo de actividad que realizas o lo que priorizas en un sujetador influye en la elección del modelo y en consecuencia en tu comodidad con el sujetador. No es lo mismo comprar un sujetador para hacer deporte que un sujetador para todos los días ni es lo mismo elegir sujetador si tienes una copa B o si tienes una copa G. A mayor copa cambian las prioridades respecto al sujetador.
La clienta de copa grande sabe apreciar la calidad porque nota en seguida la diferencia en sujeción y comodidad cuando prueba cualquiera de nuestros modelos en su talla y copa.
 Sujetadores de deporte Anita active

Recomendaciones

  • No comprar nunca un sujetador que nos vaya holgado de espalda.
  • No comprar nunca un sujetador que no recoja bien todo el pecho desde la mitad de la axila al canalillo.
  • Te invitamos a visitar nuestra tienda especializada y te ofrecemos nuestra atención personalizada si no te atreves a calcular tu talla y copa o necesitas que te aconsejemos el modelo que más se adapte a tus gustos y necesidades.

19 de octubre: Día Mundial del cancer de mama

En una fecha tan señalada para nosotras en que aprovechamos para mostrar nuestro apoyo a todas las mujeres que han luchado, luchan y lucharán contra esta terrible enfermedad que es el cáncer de mama, queremos compartir con vosotras estos consejos del doctor Rafael Fábregas para la salud de nuestras mamas:

 

 

De madre a hija: la maternidad


El hecho de convertirnos en madres y padres es una de las mayores decisiones que tomaremos a lo largo de nuestra vida. Por supuesto, se trata de una experiencia única y enriquecedora pero, ¿somos plenamente conscientes de todo lo que ello implica?. Estoy convencida de únicamente las madres y padres que estéis leyendo esto entenderéis a lo que me refiero. La historia que os mostraremos hoy precisamente aborda este tema, sobre si las parejas que quieren convertirse en padres están al tanto de hasta qué punto podría cambiarles la vida y de todas las cosas que calla una madre desde el día que nacen sus hijos. Dice así:
  
“Estábamos sentados para comer un día, cuando mi hija menciona que ella y su marido están pensando en formar una familia. 
– “Estamos haciendo una encuesta”, dice medio en broma. “¿Crees que deberíamos tener un bebé?” 
– “Vuestra vida va a cambiar”, digo cuidadosamente y manteniendo mi neutralidad. 
– “Lo sé”, me contesta. “Se acabaron las fiestas nocturnas los fines de semana, las vacaciones espontáneas…” 
maternidad
Pero no me refería a eso en absoluto. Miré a mi hija tratando de decidir qué decirle. Me gustaría que supiese lo que no va a aprender en las cases de preparación al parto. 
Me gustaría decirle que las heridas físicas tras el parto se curan, pero convertirse en madre conlleva una serie de heridas emocionales a la que siempre será vulnerable. 
Pienso en decirle que nunca volverá a leer el periódico sin preguntarse después ¿qué hubiera pasado si ese hubiera sido mi hijo?. Que cada accidente de avión, cada incendio serán su obsesión. Que cuando vea las fotos de niños hambrientos, ella siempre se preguntará si podría haber algo peor que ver a su hijo morir. 
Miro sus uñas cuidadosamente pintadas y su elegante traje. Después pienso que no importa lo sofisticada que sea, ya que cuando se convierta en madre adquirirá el nivel primitivo de una osa que vela por su cachorro. Que una llamada urgente de “¡mama!” hará que deje caer la tarta que esté preparando o su figura de cristal favorita sin vacilar ni un instante. 
 
madre-e-hija
 
Siento que debo advertirle, pues no importan todos los años que haya invertido en su carrera profesional, pues verá las cosas de otro modo con la maternidad. Podría dejar todo listo para que alguien se encargue del pequeño mientras acude a una reunión de negocios, pero seguirá pensando en el olor de su bebé. Tendrá que hacer gala de una disciplina de hierro para no acudir a casa, solo para ver que su bebé se encuentra bien. 
Quiero que mi hija sepa que tomar decisiones ya no será una cuestión de rutina. Que el deseo de un niño de 5 años de entrar al baño masculino para hacer sus necesidades se convertirá en un gran dilema. Que justo allí, en mitad de la gente con bandejas y niños gritando a pleno pulmón, los temas de la independencia y la identidad de género serán sopesados contra la perspectiva de que un abusador esté acechando en ese baño. 
En cuanto a mi atractiva hija, quiero asegurarle que en un futuro conseguirá perder los kilos del embarazo, pero que nunca se sentirá igual consigo misma. Que su vida, ahora tan importante, tendrá menos valor después de tener un hijo. Empezará a desear vivir más años, no para cumplir sus propios sueños, sino para ver a sus hijos lograr los suyos. Quiero que sepa que las estrías o una cicatriz de cesárea se convertirán en insignias de honor. madre-e-hija2
La relación de mi hija con su marido cambiará, pero no de la manera que piensa. Deseo que pudiera entender cuánto se puede llegar a querer a un hombre que cambia los pañales del bebé o que nunca le asaltan las dudas para jugar con sus hijos. Creo que debería saber que seguirá enamorándose de él por razones que ahora encontraría muy poco románticas. 
Me gustaría que mi hija se diese cuenta de lo ligada que se sentirá a aquellas mujeres históricas que trataron de detener la guerra, los prejuicios y con mujeres de la historia que han tratado de detener la guerra, los prejuicios y conducir borracho. 
Quiero describirle la euforia que se siente cuando ves a tu hijo aprendiendo a andar o a montar en bicicleta. Me gustaría capturar para ella las carcajadas de un bebé que toca la suave piel de un gato o un perro por primera vez. Quiero que saboree esa dicha tan real, que duele. 
La mirada interrogativa de mi hija me hace darme cuenta de que las lágrimas se han empezado a acumular en mis ojos. “Nunca lo lamentarás”, digo finalmente. Entonces alargué mi brazo a través de la mesa y apreté la mano de mi hija.”
manos
 
Comparte esto con las madres que conozcas o con mujeres que sabes que quieren ser mamás algún día. También puedes compartirlo con tu novia, hermana… Seguro que todas compartirán este maravilloso sentimiento.

 

Fuente: wimp y lavozdelmuro.net

Cuatro comunidades en situación de natalidad crítica

 

Foto de http://www.eldiariomontanes.es/
  • Aunque la mayoría de los españoles quisiera tener 2,3 hijos de media, la realidad es que el índice de fecundidad en España es de apenas 1,3 hijos/mujer.
  • En España nacen 114.000 niños menos que en 1980 a pesar del aumento de la población en casi 9 millones de personas desde ese año.
  • Aumentan la esperanza de vida y la edad media de los españoles.
  • Según un estudio del Instituto de Política Familiar, las consecuencias del invierno demográfico en el año 2050 serán catastróficas.
Asturias (0,99), Canarias (1,04), Galicia (1,07) y Cantabria (1,15) tienen un índice de fecundidad de apenas un hijo por mujer, lo que las sitúa en una situación de natalidad crítica, según el estudio ‘Demografía y Natalidad en España’, del Instituto de Política Familiar. Aunque la mayoría de los españoles quisiera tener 2,3 hijos de media, lo que aseguraría el nivel de reemplazo generacional (2,1 hijos/mujer), la realidad es que el índice de fecundidad en España es de apenas 1,3 hijos/mujer, lo que coloca a nuestro país en el furgón de cola de la natalidad en Europa. Se necesitarían unos 260.000 nacimientos más de los que se tienen anualmente para asegurar el nivel de reemplazo generacional En España nacen 114.000 niños menos que en 1980 a pesar del aumento de la población en casi 9 millones de personas desde ese año y de la inyección de la natalidad de las madres extranjeras (75.714 nacimientos en 2014), sin la cual estaríamos en niveles del año 1995.
Según el estudio, el déficit de natalidad en nuestro país es tan grande que se necesitarían, al menos, 260.000 nacimientos más de los que se tienen anualmente para asegurar el nivel de reemplazo generacional.

 

 

Las españolas, las mujeres de la UE que tienen sus hijos más tarde

Las españolas son las mujeres de la UE que tienen sus hijos más tarde, lo que dificulta la posibilidad de que haya un aumento de nacimientos en los próximos años. La edad de maternidad ha subido en más de 3,5 años desde 1980. Además, la mitad de las comunidades (País Vasco, Galicia, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Navarra, Cantabria, Asturias y Aragón) tienen una edad media de maternidad por encima de los 32 años. España registró 108.690 abortos en 2013, es decir, 1 aborto cada 4,8 minutos, y se ha convertido en el tercer país de la UE, tras Francia y Reino Unido, con mayor número de abortos, que se ha convertido en una de las principales causas del bajo índice de natalidad. Desde su legalización en 1985, se han contabilizado más de 1,9 millones de abortos.
La población española ha pasado de ser más de 47 millones de personas en 2010 a 46,4 millones en 2015, lo que ha supuesto un descenso de 600.000 personas. Asimismo, se ha pasado de 410.000 nacimientos de madres españolas en 2008 a 350.000 nacimientos en 2014, lo que ha supuesto un descenso de 60.000 nacimientos. Esto ha provocado que el crecimiento natural de los españoles lleve 3 años en negativo, alcanzando en 2014 la cifra récord negativa de -32.777 (350.555 nacimientos y 383.742 defunciones). Pese al descenso de 1,3 millones de inmigrantes debido, sobre todo, a la crisis económica, la población inmigrante en España es de 4,4 millones (9,5% de la población total), esto hace que uno de cada diez personas en nuestro país sea inmigrante.
Imagen de Taringa.net

Millón y medio más de personas mayores que jóvenes

España se ha convertido en una nación vieja, pues ya hay 1,5 millones más de personas mayores que jóvenes. Uno de cada cinco españoles (18,5%) es mayor de 65 años, y las personas mayores de 80 años ya son más de 2,7 millones y representan el 6% de la población. Además, la esperanza de vida está creciendo a un media de 1,3 años cada 5 años, y la esperanza de vida al nacer alcanza los 83 años.
El déficit de natalidad y el incremento de la esperanza de vida (mayor población mayor) ha provocado el aumento de la edad media de la población española, que ha superado los 42 años, y el derrumbe de la pirámide poblacional española. Así, el tramo de población con mayor porcentaje ha pasado la comprendida entre las edades de 20-24 años en 1996 a ser de la de 40-50 años en 2015. Según el estudio, este escenario demográfico de envejecimiento poblacional no tiene precedentes históricos y, de seguir esta tendencia, las consecuencias del invierno demográfico en el año 2050 serán catastróficas. En concreto, uno de cada tres españoles (32,1%) tendrá más de 65 anos y uno de cada nueve será mayor de 80 anos, que alcanzara los 6 millones de personas.

 

 

 

Se invierte la pirámide poblacional

A su vez, la pirámide poblacional se habrá invertido, de manera que los mayores de 80 años será el mayor segmento de edad, y también se producirá una gran desproporción con respecto a la población activa, pues por cada tres mayores de 65 años sólo habrá cinco personas en edad activa. Ante este escenario, desde el Instituto de Política Familiar hacen una serie de propuestas, entre ellas, un pacto de estado por la natalidad y la demografía, la elaboración de un libro blanco sobre la natalidad en España, creación de una subcomisión no permanente en el Congreso para analizar el envejecimiento poblacional y el déficit de natalidad en España. Al mismo tiempo, plantean la creación de una conferencia sectorial de la natalidad y población; la realización de campañas de sensibilización social, concienciación y de promoción de la importancia de la maternidad y la paternidad, la natalidad y el embarazo, y la realización de encuestas del CIS periódicas y específicas sobre las necesidades y problemas de las familias españolas en general y en particular de la situación de las mujeres y las familias a la hora del embarazo. Igualmente, piden el incremento de la prestación de la ayuda directa por hijo a cargo hasta una cuantía que alcance la media de la Unión Europea; la actualización anual de las prestaciones directas y fiscales según el IPC, evitando así su depreciación con la inflación; y la universalización de las ayudas directas y fiscales actuales y futuras eliminando los límites de renta que impiden el acceso a dichas ayudas a la mayoría de las familias españolas.
Fuente: LoolasUp.com y 20minutos.es

No hables con tu hija sobre su cuerpo

No solemos compartir textos, pero hemos encontrado éste y, aunque se aleja un poco de nuestra linea habitual, nos ha parecido tan femenino, tan bonito y tan necesario que queremos compartirlo contigo. Todo empieza por nosotras mismas y la felicidad de nuestras hijas empieza en casa, empieza en su familia y, muy especialmente, empieza en su mamá. Esperamos que os guste.

 
 

“No hables con tu hija sobre su cuerpo, salvo para enseñarle cómo funciona. No hables con tu hija sobre su cuerpo. No le digas nada si ha perdido peso. No le digas nada si ha subido de peso. Si crees que el cuerpo de tu hija se ve genial, no lo digas. He aquí algunas cosas que puedes decirle en su lugar:

“¡Te ves muy saludable!”, es una muy buena opción.

¿O qué tal: “Te ves muy fuerte”? O: “Se nota que eres feliz : brillas”. Mejor aún: halaga algo en ella que no tenga nada que ver con su cuerpo.

Tampoco hagas comentarios sobre el cuerpo de otras mujeres. No. Ni uno solo; ni positivo ni negativo. Enséñale a ser amable con los otros, pero también a ser amable consigo misma.

No te atrevas a hablar sobre cuánto odias tu cuerpo frente a tu hija, o a hablar sobre tu nueva dieta. Mejor aún, no hagas dieta frente a tu hija. Compra comida saludable. Prepara comidas saludables. Pero, no digas “por ahora no estoy comiendo carbohidratos”. Tu hija no debe de pensar que los carbohidratos son malos, porque sentir vergüenza por lo que comes solo se traduce en sentir vergüenza de ti misma.

Anima a tu hija a correr porque eso la hace sentirse menos estresada. Anímala a subir montañas porque no hay ningún lugar mejor para explorar su espiritualidad que la cima del universo. Anímala a surfear, a escalar paredes o a andar en bicicleta de montaña porque la atemoriza, y eso a veces es algo bueno.

Ayuda a tu hija a amar el fútbol, a remar o el hockey, porque los deportes hacen de ella una mejor líder y una mujer más segura de sí misma. Explícale que no importa qué edad tenga, nunca dejará de necesitar saber jugar bien en equipo. Nunca le hagas jugar o practicar un deporte que no adore por completo.

Demuéstrale que las mujeres no necesitan de un hombre para mover muebles. Enséñale a cocinar. Herédale la receta de tu mamá de ese pastel de café de Navidad. Herédale tu amor por pasar tiempo al aire libre.

Quizá tú y tu hija tengan muslos gruesos o una caja torácica ancha. Es fácil odiar estas partes del cuerpo tan lejos de la talla cero. No lo hagas. Dile a tu hija que, si quiere, con sus piernas puede correr un maratón, y que su tórax no es otra cosa que un buen estuche para cargar unos pulmones fuertes. Puede gritar, puede cantar y puede levantar el mundo, si quiere.”

*Recuérdale a tu hija que lo mejor que puede hacer con su cuerpo es usarlo para mover su hermosa alma.*

Imagen de confesionesydesvarios

María Montessori
Arte: Erika Husselmann

El síndrome postvacacional: prevenirlo y superarlo

A estas alturas, seguramente seréis muchas las que estéis ya frente al ordenador, preparándoos para ir al trabajo o retomando las tareas en casa. Y es que, admitámoslo, a estas alturas del verano solo algunas siguen disfrutando todavía de sus vacaciones.
sindrome postvacacional
Si al acabarse tus vacaciones estás irritable por regresar a la oficina, tienes la sensación de que no puedes con tu vida, no logras conciliar el sueño y magnificas la situación a tal punto de creer que sólo eres feliz fuera de la rutina, es probable que sufras síndrome de depresión postvacacional. Esta condición no se considera una enfermedad y es más común en las mujeres que en los hombres. Si estás próxima a reincorporarte a tus obligaciones, en este post  te explicamos cómo prevenir y superar la depresión postvacacional.
sindrome postvacacional
 

¿Qué es el síndrome postvacacional?

La depresión postvacacional es esa sensación de tristeza después de los días de descanso que hace que la persona sienta negación al momento de reincorporarse a la rutina. Puede ocasionar malestar estomacal, insomnio, ansiedad, emociones negativas, frustración e irritabilidad.
El síndrome postvacacional no nos afecta a todos por igual.
Suele tratarse de una reacción de ajuste que no supera las dos semanas. De todas formas, si al cabo de ese tiempo no hay mejoría, quizás es el momento de acudir a tu médico de cabecera.
La depresión postvacacional es más frecuente en las mujeres por los cambios hormonales y el estilo de vida que llevamos. Esto se debe a que la mayoría de las veces las mujeres no conseguimos un período de vacaciones absolutas al tener que seguir llevando la casa y cuidando de los hijos (aunque sea en un entorno distinto), por lo que cuando nos incorporamos a trabajar hemos descansado menos y tenemos la sensación de sobrecarga. Por nuestras circunstancias, la desconexión total en vacaciones es más difícil de conseguir.

Cómo prevenir y superar la depresión postvacacional

1. Para prevenir la depresión postvacacional es recomendable fraccionar las vacaciones en lugar de tomarlas todas de golpe. Esto te permitirá hacer varias pausas a lo largo del año, evitará que te satures de presiones y estrés y podrás manejar mejor el equilibrio en tus emociones.
2. Cuando tomes tus vacaciones desconéctate de verdad, nada de estar manteniendo contacto con tus compañeros de trabajo o pensando cuál tarea te quedó pendiente a tu regreso. Cuerpo y mente deben viajar juntos y no por separado.
3. No extiendas tus vacaciones hasta el final. En lugar de retornar un domingo hazlo un viernes o un sábado para que puedas familiarizarte con la rutina y horario.
4. Para superar la depresión postvacacional debes procurar, en la medida de lo posible, que tu primera jornada no sea muy ajetreada, realiza actividades ligeras como organizar tus tareas, revisar tu correo y agendar las reuniones de la semana.
5. Para minorar el efecto del síndrome postvacacional, comunícate con tus amigas para saber de ellas, ponerte al día con lo que ha sucedido en tu ausencia y desconectarte un poco del recuerdo de tus vacaciones.
6. ¿Un truquito que quizás no conoces? Los alimentos con altos contenidos en Vitamina B son especialmente recomendables en estos momentos, y muchos psicólogos los recetan como fórmula infalible. Atención a los lácteos y las legumbres, el huevo, la carne de ternera y pollo, los cereales o los vegetales. ¡Te ayudarán!
7. Si durante las vacaciones no tuviste tiempo de realizar tus gestiones personales, trata de no hacerlas justo al volver al trabajo. Aplazar un poco ese compromiso te permitirá disminuir el estrés y superar la depresión postvacacional.
8. Aprovecha el tiempo libre: De acuerdo, has vuelto al trabajo. ¿Pero qué pasa con el resto de horas del día? Con el objetivo de exprimir al máximo el verano, continúa aprovechando las salidas a la playa siempre que puedas, y no abandones esas cañas y refrescos con tus amigos. El día tiene muchas horas y, gracias a Dios, no todas las pasamos en nuestro puesto de trabajo. Proponte aprovechar lo que queda de verano y buen tiempo. ¡Es una cuestión de actitud!
9. Tómatelo con calma: te parecerá obvio, pero te sorprendería saber que aproximadamente el 75% de los españoles sufre episodios de estrés o ansiedad de diferentes niveles a la hora de volver al trabajo. ¿Cómo hacer para tomárnoslo con más calma? Con pequeños trucos. Por ejemplo, en la medida de lo posible, intenta no reincorporarte un lunes a tu puesto de trabajo. ¡Está demostrado que es un día marcado por los bajos ánimos! Además, y con el objetivo de no cargarte de trabajo y estrés desde tu llegada, intenta no avisar –siempre que puedas- a todo el mundo. De esta manera la reincorporación será mucho más gradual. Además, debes ser consciente de que este es un estado pasajero y de que en unos días te encontrarás mucho mejor, así que evitar darle más importancia al asunto de la que merece.
10. Genera endorfinas. Está demostrado que, en estos momentos, la falta de energía y el síndrome postvacacional se manifiestan incluso de forma física, haciéndote sentir baja de energía, con sueño todo el día y de mal humor en general. ¿Qué hacer? Generar endorfinas. Algunos trucos para hacerlo son aprovechar las horas de sol (siempre con la protección adecuada, por supuesto), hacer un poco de deporte o dormir las horas necesarias. Así de fácil.
sujetadores deportivos

11. Evita quejarte de tu trabajo y piensa lo útil que éste te hace sentir. Quejarte solo incrementará tu desgana por trabajar y te sentirás más deprimida.
12. Haz balance, define objetivos y a por ello: Si aún así, y pasado un tiempo prudencia, continúas sintiéndote especialmente decaída, quizás sea el momento de hacer un examen personal. ¿Es el trabajo el problema? Idea un plan de vida para conseguir uno mejor o promocionarte en tu empresa. Si lo que te ocurre es que estás aburrida, investiga y decide qué puedes hacer para sentirte mejor. Llevas tiempo queriendo apuntarte a esas clases de baile o queriendo probar esas recetas de repostería…. Sea lo que sea, descubre qué puede hacerte más feliz, motívate, ¡y a por ello! Tienes un año por delante y, en vez de plantearlo como un cúmulo de obligaciones, quizás sería hora de que lo plantearas como un año lleno de posibles aventuras. ¡Tu decides!
 
Fuente:LoolasUp, emedemujer, bellezaymoda.redmujer.com
 

Tu pecho dice mucho de ti. ¡Cuídalo!

 Tu pecho dice mucho de ti. ¡Cuídalo!

Ya no se trata sólo de aprender a cuidar el pecho, al parecer, un 70% de las mujeres desconoce aspectos básicos sobre la anatomíadesarrollo y funciones de sus pechos según un estudio realizado por los alumnos del Máster en Patología Mamaria-Senología de la Universidad de Barcelona, dirigidos por el Prof. Miguel Prats Esteve.
 
mirada penetrante 1
Cuestiones como, los efectos que provocan los sujetadores en los senos, los cambios derivados de la lactancia, como cuidar y mantener las mamas firmes o dudas acerca de las posibles patologías alrededor del escote son los temas que más preocupan y desconciertan a las mujeres cuando miran en el interior de su escote.
pecho-famosas

Creditos imágen. El Periodista digital y Delante del Codo

Toma buena nota de estos 10 consejos para cuidar tu pecho elaborados por  el Dr. Prats Esteve,  Director de la Unidad de Patología Mamaria de la Clínica Planas y te quedarás más tranquila si te asalta cualquier duda. 
 Sujetadores Anita Rosa Faia

Decálogo para cuidar adecuadamente tu escote.

Conocer la morfología y funciones de la mama

Disponer de información sobre las características del pecho, su desarrollo, morfología y las particularidades de la mama sana, es fundamental para comprender y detectar anomalías en el futuro y colaborar en el mantenimiento de la salud de los senos. 
 

Cómo cuidar los senos

Hidratar y cuidar la piel de los senos y emplear sujetadores que se correspondan con la talla real son dos aspectos básicos en el cuidado del pecho; en cuanto a la exposición al sol es importante protegerlos con crema solar. Durante el periodo de lactancia se recomienda la aplicación de cremas hidratantes ricas en colágeno.
sophia-and-jayne-escote

Conocer los cambios fisiológicos y su evolución

Las mamas son los órganos del cuerpo que están sujetos a más cambios a lo largo de la vida de una mujer debido a las variaciones hormonales y los periodos de lactancia e influencias externas. Conocer su evolución en cada etapa es fundamental para comprender los cambios que se producen.
 

Saber qué talla de sujetador corresponde

Más de un 70% de las mujeres encuestadas usa una talla de sujetador inadecuada, especialmente se desconoce la copa. No utilizar la talla y la copa correspondiente puede ser causa de molestias, dolores e incluso de la formación de endurecimientos que pueden confundirse con tumores. En ningún caso hay riesgo de producir cáncer.
 
Calcula tu talla y copa de sujetador
tallas de sujetador

Lactancia: un gran esfuerzo para tu pecho

Saber cuáles son los efectos que provoca la lactancia en los senos y cómo cuidarlos en este periodo es básico para mantenerlos sanos. Los cambios de peso rápidos que pueden producirse con el embarazo son la principal causa de estrías o deformaciones. La lactancia en si no provoca alteraciones considerables aunque deben controlarse los cambios de peso y volumen, hidratar bien la piel, usar sujetadores de lactancia de gran sujeción y calidad y conocer y aplicar una correcta técnica de amamantamiento.
 
mirada penetrante 4

Función estética y erótica de los senos

La mama es un órgano con mucho simbolismo tanto por su función en el proceso reproductor como por sus connotaciones estéticas y eróticas. Mantener los senos firmes es una de las cuestiones que mayor interés genera, para  ello se recomienda el uso de sujetador e hidratar la piel de la zona. La mama no tiene músculo por lo que los ejercicios físicos centrados en la zona son preventivos y no dan resultados una vez el pecho ya ha perdido firmeza. La mama estética debe ser aquella con la que la mujer se sienta satisfecha, no la impuesta por las corrientes de la moda.
 

Conocer la patología mamaria benigna y maligna

A pesar de que el 90 % de los tumores mamarios son benignos existe una alerta y temor generalizado hacia el cáncer. Es importante comunicar que los tumores benignos, mastitis así como las anomalías congénitas son las patologías más comunes. Para detectar cualquier patología se debe prestar atención a los cambios de este órgano y acudir al especialista.
 

Autoexploración mamaria

Los tumores malignos cada vez se diagnostican antes lo cual hace aumentar la probabilidad de curación y supervivencia. La autoexploración en el sentido clásico consiste en que la mujer practique periódicamente, una serie de maniobras, como si fuera un médico, para diagnosticarse alteraciones. En la práctica muy pocas mujeres la realizan y a muchas les produce angustia. Por esto, lo que se defiende es el “autoconocimiento” de cómo es su mama y de los puntos clave en lo que respecta a información básica y cuidados.
Cuidados del pecho
 

Prevención del cáncer de mama

En cuanto a la prevención es fundamental adoptar hábitos saludables básicos para el buen funcionamiento generalizado del organismo; una dieta sana y equilibrada, realizar deporte periódicamente y evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol. El conocimiento de la mama sana es básico para detectar anomalías en las autoexploraciones, así como conocer y seguir las indicaciones de los especialistas para diagnóstico precoz, aceptando que las exploraciones pueden tener limitaciones en su eficacia.
 

Factores de riesgo patología maligna

Sólo el 20 % de los cánceres mamarios pueden explicarse por factores de riesgo conocidos, entre los factores que se relacionan con la patología destacan; antecedentes familiares (sólo 5%), antecedentes personales, mujeres de avanzada edad y factores ambientales y hormonales. Si la mujer cuenta con algunos de estos factores se recomienda realizar visitas al especialista con mayor frecuencia.
Club LoolasUp